Normalistas toman carretera para defender sus becas

Publicado el: 26 de Octubre del 2016 a las 01:51 pm . Por antoniogaytan

 

  • Por tres horas bloquearon carretera a Parral y retuvieron vehículos oficiales

Por: Antonio Gaytán

Alumnos de la Escuela Normal Rural “J. Guadalupe Aguilera” bloquearon parcialmente la carretera Durango-Parral y tomaron vehículos oficiales como medida de presión para defender las becas que les entrega el gobierno estatal, apoyos que con el cambio de administración les habían informado se verían reducidas.

Los normalistas colocaron autobuses a la altura del puente “La Granja” permitiéndoles controlar el flujo vehicular y apoderarse de una docena de unidades de diversas dependencias estatales; fue necesaria la presencia del secretario de Educación, Rubén Calderón Luján, quien estableció acuerdos y logró que la protesta terminara.

Aproximadamente a las 07:00 horas inició la protesta estudiantil y tres horas después, una vez dialogado con el titular de la Secretaría de Educación del Estado de Durango (SEED) se retiraron los autobuses y entregaron los vehículos de gobierno.

La inconformidad de los alumnos surgió en una reunión este pasado martes en la ciudad de Durango cuando al presentar su pliego petitorio -documento donde expresan sus necesidades- fueron informados por un funcionario del departamento de gasto educativo de la SEED que serían apoyados con un menor número de becas.

Estas becas permiten a los normalistas viajar a diferentes puntos del estado a realizar sus prácticas, los de segundo y tercer semestre, acuden a poblaciones cercanas de los municipios de Nuevo Ideal, Canatlán, San Juan del Río y Durango; los de séptimo y octavo semestre van a comunidades más lejanas de los municipios de Pueblo Nuevo y San Dimas, por poner algunos ejemplos.

Asimismo, están solicitando la rehabilitación de instalaciones tanto educativas como deportivas; actualmente se construye una barda y esperan se siga realizando. 

Secretario de Educación asegura que fue un malentendido

El secretario de Educación, Rubén Calderón, explicó que todo lo sucedido obedece a una confusión porque la indicación del gobernador José Aispuro no sólo es respetar los logros en gestión que tienen los normalistas ante la administración estatal sino de encontrar mecanismos de un mayor respaldo, “lo que es de ellos se los vamos a respetar, fue una confusión, había una diferencia en becas y ya les estamos entregando lo que faltaba”.

Reconoce que un colaborador hizo un comentario inadecuado, sin sustento, y los muchachos -con toda razón- lo tomaron como una afrenta; afortunadamente todo se aclaró y acordaron seguir trabajando juntos para mejorar las condiciones de los estudiantes y de la institución educativa. En relación a la infraestructura, informó que acudieron de parte del Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (INIFED) para programar una serie de obras.

Otro punto son las becas federales, situación que escapa del gobierno estatal pero establecieron crear una comisión de normalistas para acompañarlos a la Ciudad de México y gestionar con autoridades de la Federación para que bajen oportunamente.