Una Segunda Opinión… De las alianzas para recuperar algo de poder y privilegios

Una Segunda Opinión… De las alianzas para recuperar algo de poder y privilegios

Autor:
09/10/2019

38553

2

Por: Alberto Palacios Z.

El pasado lunes, la líder del Sindicato Único de Trabajadores del Municipio (SUTM), Alicia García, anunció su adhesión a la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), que preside Christian Salazar en Durango, con el alegato de que sería para bien de sus afiliados, pero la sospecha generalizada es que se trata de una medida desesperada para frenar el éxodo de este gremio al organismo laboral de nueva creación.

El descontento por la permanencia de García Valenzuela en el SUTM fue lo que causó el desprendimiento de un sector de los trabajadores, sobre todo porque en el pasado proceso electoral la líder los vendió como capital político para el intento de reelección de José Ramón Enríquez, a cambio de un lugar en su planilla de regidores, pero no lograron ni ganar la Presidencia Municipal, ni que ella llegara al cuerpo edilicio, por lo que los empleados del Ayuntamiento tienen la certeza de que volverá a intentar hacerse de un cargo a cambio de promover el voto entre sus agremiados, los cuales están conscientes de que no basta que los quieran obligar a votar por alguien, ya que al emitir el sufragio, lo pueden hacer por quien quieran.

La situación de Alicia García es la misma que de Christian Salazar, ambos al frente de un organismo sindicalista, pero sin apoyo político que les permita crecer en sus ingresos, ya que al venderse a Enríquez, Salazar Mercado perdió todo el respaldo de los miembros de Morena, ya que la CATEM era un organismo creado para ser el sector obrero del partido de Andrés Manuel López Obrador, como fue la CTM para el PRI, así que hay que averiguar si la dirigencia nacional, que preside el Senador de Morena Pedro Haces Barba, ya sabe que el joven líder les volteó bandera en Durango para pintarse naranja en una elección.

Ambos pertenecieron al PRI y ambos lo abandonaron al verlo en ruinas, volteando a la izquierda, una en Movimiento Ciudadano y el otro en Morena, pero finalmente, al ver hundido el proyecto de Enríquez, están a la deriva, esperando la oportunidad de venderse como figuras con una gran aportación de votos, lo que no es real, para lograr un cargo o prebendas personales, como seguramente tratarán de lograr con el Gobierno de Jorge Salum, primero besándole la mano a ver qué privilegios les da, pero conociendo al Alcalde, eso no les va a funcionar, es muy derecho, por lo que después recurrirán al chantaje, usando como carne de cañón a los trabajadores municipales, leyendo ante los medios el soliloquio de que la lucha es por los derechos de sus agremiados, cuando sólo buscarán su propio bienestar.

El tiempo es generoso y permite que la gente se dé cuenta de las cosas y los líderes pueden cambiar de opinión, estrategia y formas de conseguir las cosas, pero también dicen los sabios que “perro que es huevero, ni aunque le quemen el hocico”, por lo que sólo basta ver cuánto tiempo les queda en su posición de, ya no digamos poder, influencia y si se debilitan sus filas cuando comiencen a salir a la luz estos comportamientos, que sólo son una proyección, ya que no soy adivino, pero es el modus operandi que se les ha visto en los últimos años.

@AllenVhanfurer

38553

2

0

love

Encanta
0

angry

Encanta
0

wow

Encanta
0

sad

Encanta
0

haha

Encanta
0

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.