El día que un cañón salvó a México

El día que un cañón salvó a México

Autor:
29/07/2019

19385

2

Por: Gilberto Jiménez Carrillo

Estados Unidos consideraba vital para su desarrollo nacional la construcción de un canal interoceánico, que permitiese conectar los puertos de sus dos costas, y estaban dispuestos a lo que fuese con tal de conseguirlo, como después lo demostró la historia, cuando destruyeron la integridad territorial de Colombia y crearon una colonia norteamericana llamada Panamá. Pero Panamá no era el lugar ideal, la zona de Tehuantepec-Coatzacoalcos era mucho mejor, más plana, más cerca, requeriría menos trabajo y les permitirá a los buques una singladura mucho más pequeña, los norteamericanos intentaron por todos los medios de hacerse de la zona. Fue durante el Gobierno de Porfirio Díaz que comenzaron las negociaciones, los norteamericanos le ofrecieron primero la compra de los estados de Oaxaca, Veracruz y Tabasco, la cual rechazó. Cuando no se pudo por esos medios, se intentaron otros, ciudadanos norteamericanos empezaron a comprar tierras en la costa del pacífico, pero eran prestanombres del Filibustero Walker, que estaba organizando un gran grupo armado, con el cual declararía la “independencia” de los territorios comprados para  después venderlos a su Gobierno por un precio mucho mayor. Cuando todas las triquiñuelas fallaron, intentaron la última, una ocupación militar de Salina Cruz, para ello enviaron el Escuadrón del Pacífico, compuesto por un acorazado, varios cruceros y algunos destructores, junto a varios transportes de tropas. El Gobierno de México no se había quedado cruzado de brazos, había reforzado la defensa de Salina Cruz, enviado tropas del entonces moderno Ejército Federal, pero lo más importante, había hecho un gran esfuerzo en crear una eficiente Defensa Costera, el gran ingeniero y general Manuel  Mondragón, quizás el más grande armero en la Historia de México, fue comisionado para crear las piezas de artillería más grandes que jamás se hubiesen hecho en el país. El día definitivo llegó, 9 de abril de 1905, el acorazado norteamericano a la cabeza de la formación se acercó al puerto, se le enviaron señales desde la fortaleza inquiriéndole sus intenciones, a las que no respondió, toda la flota norteamericana enfiló al puerto en formación de combate. Al ver que se ignoraba la señal, se hizo un disparo de advertencia, que cayó a pocos metros de la proa del buque insignia, los norteamericanos se sorprendieron, pero siguieron adelante, ante tan flagrante omisión de la  advertencia, el siguiente disparo se hizo, volando parte del puente al acorazado, el almirante se asustó, aún faltaban varios cientos de metros antes que pudiese poner en funcionamiento sus piezas, y en ese tiempo, su flota habría sido hecha pedazos, ordenó un viraje completo, sus buques pusieron sus popas rápidamente a la vista y se escurrieron fuera del alcance de la artillería mexicana. La ofensa al prestigio norteamericano no se pudo borrar, la primera exigencia del Gobierno de Washington fue el retiro de la artillería de Salina Cruz, finalmente lo lograron, el Presidente Madero aceptó desmontar las piezas a cambio del reconocimiento de su Gobierno por la potencia del Norte. El destino de las piezas se desconoce, posiblemente fueron vendidas al extranjero. Artículo dedicado a mi amigo el general Jesús Arévalo Espinosa… suerte en lo que sigue señor.

Email:ogjimenez66@hotmail.com

19385

2

0

love

Encanta
0

angry

Encanta
0

wow

Encanta
0

sad

Encanta
0

haha

Encanta
0

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.