LA GRILLA DEL PÁJARO… ¿Congruencia o traición de Carlos Urzúa?

LA GRILLA DEL PÁJARO… ¿Congruencia o traición de Carlos Urzúa?

Autor:
10/07/2019

14215

2

Por: Quetzal Herrera

Ayer al medio día, los mexicanos fuimos testigos de un hecho poco común en nuestra política, porque quizá la salida o renuncia de un funcionario como el caso de Carlos Urzúa, quien deja la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, puede ser “algo normal” en los reajustes que los Gobiernos se ven obligados a implementar, en este caso fue a través de una publicación en Twitter desde su cuenta personal, donde por medio de una carta dirime al encargo que el presidente Andrés Manuel López Obrador le asignó incluso desde el periodo de campaña, por tanto el Ejecutivo llevó a cabo el nombramiento de Arturo Herrera.

Las últimas renuncias, por lo menos el caso de Germán Martínez del Instituto Mexicano del Seguro Social y ésta de Carlos Urzúa, tienen el común denominador de acciones gubernamentales que a su parecer no son llevadas de manera correcta, o son contrarias a sus propios postulados, más allá de que sea una orden del propio Presidente, de igual forma argumentan ciertas presiones para conformar su equipo de trabajo sin el conocimiento. En ambas renuncias se habla de congruencia de los ya exfuncionarios, al no ser partícipes de dichas decisiones y ponen en riesgo las políticas públicas, pues en el caso de ayer, se habla de órdenes que rayan en el extremo, sin una evidencia suficiente.

Martínez y Urzúa a su salida también han sido señalados por López Obrador como renuentes al cambio, y deja entrever que las decisiones de la “Cuarta Transformación” les molesta o están en contra del rumbo que toma el país; es natural que se hable de una traición al presente Gobierno federal, así como a los ideales del propio Presidente, hasta cierto punto es inaceptable que ya estando en el poder se hayan dado cuenta de lo que a su juicio “no está bien”, cuando se supone que al ser nombrados en los encargos era porque iban a tener una responsabilidad de cambiar las cosas y bajarse de esa manera del barco, sobre todo tratando de evidenciar a la administración, parece no ruborizarlos, y en una nada la información que manejó durante siete meses el ahora exsecretario de Hacienda pudiera salir a la luz pública en un afán de revanchismo, pues por su escritorio pasaron temas como el aeropuerto, el tren maya y la refinería de Dos Bocas, entre muchos asuntos más; su discreción en este momento deberá ser una prioridad del Ejecutivo.

Sin duda la decisión tomada ha tenido sus respectivas consecuencias, incluso el golpe en la cotización del peso frente al dólar, al tener el día de ayer una significativa pérdida. Sin duda en los próximos días veremos los mexicanos los efectos a esta decisión, desde luego hay quienes no aspiramos a que le vaya mal al Presidente, pero es indudable que deberá analizar esta reciente salida, misma que tiene un toque de congruencia que termina hasta el punto de tratar de evidenciar las políticas al interior, demostrando así la traición a quien por largo tiempo le dio la confianza de ser de su equipo cercano.

 

Twitter @QuetzalH

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.